Albariño

El albariño se produce de forma muy abundante en las Rías Baixas, sobre todo en las localidades de Cambados, Condado do Tea y Barbanza e Iria. La comarca del Salnés concentra el 70% de la producción vitivinícola de las Rías Baixas.

En la Denominaciones del Ribeiro y Valdeorras suele mezclarse con las variedades loureiro, godello, caiño, arinto o treixadura.

Brillante y aromático, con características florales y frutales distintivas, el Albariño ha gozado de un auge de popularidad en las últimas dos décadas; con algunos superventas como el Albariño Mar de Frades.

Es habitual consumirlos jóvenes, aunque algunas bodegas los elaboran con crianza en barrica.

En copa: Lleno de rico y sabor maduro, el Albariño puede mostrar sabores de azahar, pomelo, lima, manzana, pera, melón y melón. También puede tener notas de pasta de almendra, hierba fresca cortada, jazmín o geranio.

Su fermentación típica es en acero inoxidable para preservar la pureza de sus sabores frutales.

Los albariños envejecidos en roble pueden proporcionar una alternativa refrescante al Chardonnay, con un sorprendente potencial de envejecimiento.

Debido al espesor del hollejo de la uva del albariño y al gran número de pepitas, a menudo muestra un poco de amargor en el paladar.

Maridaje: Su particular textura cerosa y su acidez de limón lo convierten en un maridaje perfecto con pescados y mariscos.

Mostrando 1–12 de 72 resultados

Mostrando 1–12 de 72 resultados