Orujos y licores

El Orujo gallego es el aguardiente obtenido por la destilación de los orujos fermentados, procedentes de la vinificación de uvas producidas en Galicia.
Su fabricación antaño casera pasó a estar regulada en los años noventa y ahora solo se puede fabricar de manera industrial. Su forma de fabricación puede ser destilado en alambiques o alquitaras. El sistema es muy parecido siendo este último más lento y artesanal.

El proceso de fabricación consiste en poner los restos de la uva, la uva ha sido usada para elaborar vino, en el alambique y se pone al fuego para que estos restos se condensen y pasen a través de un serpentín en el que se enfría con agua y el vapor se vuelva otra vez líquido. Este líquido será ya orujo 100%.

Los orujos pueden ser:

  • Blanco: Se envasan una vez han sido destilados.
  • Añejo: Si se deja reposar en toneles de roble durante 1 año, presentan un color dorado.
  • Mezcla: Suele ser mezcla de orujo y derivados lácteos, como la crema de orujo.
  • Aromatizado: En su fabricación se les añaden hierbas o sustancias para rebajar su sabor.

Para saber si un orujo blanco es bueno, debes agitar la botella y cuando la dejes en reposo tienen que verse unas burbujas pequeñas en la zona de arriba de la botella, estas van desde el centro de la misma hasta los bordes y desaparecer uniformemente a los pocos segundos.

Mostrando 1–12 de 69 resultados

Mostrando 1–12 de 69 resultados